Ansiedad y bienestar

Ansiedad y Bienestar

¿Podemos Calmar la ansiedad de forma saludable?

Como sociedad hemos estado pasando por momentos difíciles estos últimos meses y eso ha afectado enormemente nuestra parte emocional. De manera generalizada se ha sentido gran ansiedad y esta se ha manifestado de distintas formas, ya sea física, mental o espiritual. Esto mismo nos ha llevado en nivel de defensa a querer-necesitar consumir  alimentos o productos procesados cargados de azucares y grasas poco saludables para calmar lo que socialmente hemos estado viviendo. ¿Te paso a ti también? ¿Te sigue pasando?

Si bien somos un todo, las emociones que nos afectan están directamente ligadas a nuestros estados de ánimo, sensaciones físicas, mentales y espirituales. Nuestros sentimientos se han transformado en un abanico emocional que sube y baja constantemente, llevándonos a sentir emociones tristes, negativas y diferentes respecto a la situación que vivimos o a cualquier otro problema que nos pueda estar sucediendo.

Entonces, ¿Como manejamos nuestras emociones cuando pasamos por momentos difíciles? ¿Cómo buscamos calmar la ansiedad que nos produce sentir mil cosas al mismo tiempo? Si bien sé que todo lo que está pasando a nivel país ha traído consigo un nivel de ansiedad mayor en cada uno de nosotros es importante saber cómo manejarlas a nivel físico, emocional, espiritual y mental.

¿Qué pasa con la comida entonces? ¿Qué pasa con el  querer comérselo todo por estar sintiendo emociones que no sabemos cómo manejar?

Primero, tranquilidad. Es normal sentir un nivel grande de ansiedad cuando pasamos por momentos tensos, difíciles, llenos de emociones y sentimientos que nos aprietan el corazón. No está mal y no solo me refiero a este momento en particular si no a todos los momentos difíciles que hemos tenido y tendremos que afrontar.  Somos seres humanos que sentimos, que nos emocionamos, que caemos y nos levantamos. Nos pasan cosas, es verdad. Pero así es la vida. Ahora ¿cómo lidiamos con esa ansiedad constante? ¿Cómo transformamos esas ganas locas de comerlo todo para calmar lo que nos sucede de alguna manera sana y nutritiva sin comernos lo primero que se nos pasa por delante?

Prefiero darte un kit de primeros auxilios más saludables y nutritivos para esos momentos, que decirte que no comas porque aunque sabemos que un chocolate o un dulce no solucionan nuestros problemas pueden calmarnos y ayudarnos por un momento.  Lo importante en este punto es saber eso. La comida no soluciona nuestros problemas. Pero sí podemos mejorar nuestros hábitos y tener una mejor relación con ella cuando nos ataca algún tipo de ansiedad.

 Si aceptamos esa ansiedad y comemos algo casero, rico, sano, preparado por nosotros, estamos tomando mejores decisiones y estamos dando dos pasos importantes. El primero, aceptar que somos humanos, que nos pasan cosas y nuestros sentimos en ese momento y luego saber que lo que voy a comer no soluciona mis problemas pero sí me ayuda a calmar ese momento de ansiedad de forma más saludable.

Antes de hablar de alimentos, creo que es importante recalcar que es deber de nosotros trabajar internamente para luego tomar las mejores decisiones externamente. Por lo mismo sabiendo esto, quiero darte algunas opciones que me funcionan a mí y que espero puedan ayudarte a tomar mejores decisiones a la hora de darte esos gustos emocionales que como parte de la vida a todos nos suceden. Sé que todos somos diferentes y nos funcionan cosas distintas, pero es posible que este kit de auxilios pueda ayudarte a tomar las mejores decisiones en torno a alimentación cuando estés pasando por tiempos difíciles y te sientas muy ansiosa(o)

  • ¡Chocolate Sí! ¡Amamos el chocolate! Ahora lo importante es consumir uno de calidad. Que tenga como máximo 4 ingredientes y tenga un alto porcentaje de cacao. Para mi ideal es de 70% hacia arriba. Ahora no te preocupes si todavía tu paladar aun no está acostumbrado. Parte de a poco probando con un porcentaje menor como 60% y vas subiendo de a poco. La meta es comer chocolate real, con menos cantidad de azúcar y disfrutar así todos sus beneficios. Con esto idealmente cambiamos el producto procesado poco sano y estamos poco a poco tomando mejores decisiones en torno a lo que comemos en esos momentos.
  • Incorporar vegetales dulces a tu alimentación y hacer preparaciones con ellos: Es impresionante como los vegetales dulces nos puede ayudar en estos momentos. Añadir alimentos naturalmente dulces puede ayudarnos contra esos antojos y satisfacer nuestra necesidad de dulce. Por si no lo sabías, los vegetales dulces calman los órganos internos del cuerpo y energizan la mente. Incluir vegetales dulces o preparaciones con estos como queques, bocaditos, bolitas dulces puede ayudarnos en esos momentos. Algunos de estos son: zapallo, papa camote, betarragas, zanahorias etc.
  • Fruta siempre: Yo se que a veces no quieren fruta, quieren algo más dulce y azucarado. Pero muchas veces podemos combinarla con alguna otra cosa y crear un mata antojo rico y saludable. Con yogurt, con mantequillas de frutos secos, dulce de leche sin azúcar, granolas saludables, puedes hacer un postre rico y sano para calmar esos antojos de forma más sana y no caer en extremos poco saludables.
  • Cocinar y tener siempre a mano snacks saludables: La clave para estos momentos también es tener siempre a mano, en el refrigerador o guardado en tu despensa  pequeños dulces sanos para poder tomar en caso de emergencia. Hay muchas recetas ricas y saludables que puedes hacer que realmente no tienen nada que envidiarles a los productos procesados. Usa grasas saludables que son más saciadoras y nutritivas. Por ejemplo: bolitas de frutos secos y  dátiles, de avena, cacao, barritas, golosinas saludables pequeñas etc.
  • Comer conscientemente o con atención plena: Esto está relacionado con nuestro interior y  creo que es un punto clave que se relaciona con nuestras emociones y sentimientos. Muchas veces creemos que la comida o cierto tipo de alimentos nos va a funcionar para calmar o eliminar nuestros estados emocionales mentales negativos o angustiantes. Ciertamente en el momento puede funcionar, pero a la larga como esto no supone una solución, se intensifica y se mantienen estos estados dentro de nosotros. Es por esto que se vuelve muy importante poner atención y observar nuestros  hábitos, acciones, pensamientos, sentimientos y motivaciones. Pregúntense ¿qué es lo que realmente mi cuerpo necesita en este momento? ¿Porque me siento así? ¿Lo que voy a comer ahora calma mi ansiedad o mis emociones? Es un camino difícil pero de a poco podemos ir obteniendo mayor sabiduría y calma al momento de decidir cuáles son las mejores decisiones para construir una relación sana con la comida, cuerpo, mente y alma.

Para finalizar, dentro de este contexto llevado a la alimentación quiero recalcar la importancia de tener una relación sana con nuestros hábitos, cuerpo y emociones. Muchas veces no es fácil, pero es importante partir por aceptar y aceptarnos sea cual sea el momento que estemos viviendo. Todas las ansiedades no surgen de la nada, tienen directa relación con nuestro entorno, nuestros trabajos, emociones, relaciones personales, el  estrés en nuestra vida diaria y como somos capaces de abordarlo, manejarlo y enfrentarlo. Es normal que nos sucedan estas cosas porque es parte de entender cómo funciona la vida y como aprendemos a vivir con ella. Por lo mismo en estos casos es importante el trabajo interno, conocerse para poder entender y manejar de la mejor manera las emociones personales.  

No es malo tener ansiedad porque no siempre surge de emociones malas o negativas, lo importante es encontrar el porqué de estas. Saber porque me está sucediendo esto, como lo relaciono con mi entorno, mi mente, mi cuerpo y como encuentro la mejor solución posible al problema. Sabemos que la comida no va a solucionar nuestros conflictos, es solo una ayuda temporal, pero si dentro de todo sabemos cómo manejarla de mejor manera, entender que hábitos generar para hacer un cambio y que alimentos consumir tomando las mejores decisiones, hemos tomando un gran paso en pro de nuestra salud física, mental, emocional y espiritual.

Camila Chamy

Health Coach – Integrative Nutrition / Instructora de Mindful Eating

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *