ADITIVOS Y QUÍMICOS ¿Que estamos comiendo?

ADITIVOS Y QUÍMICOS

¿Qué estamos comiendo? 

Los aditivos a evitar más perjudiciales para nuestra salud

 

¿Sabes lo que estas comiendo? ¿Te fijas en las etiquetas y en los ingredientes de los productos procesados que estas consumiendo? ¿Logras pronunciar todos los ingredientes sin problemas? La verdad es que muchos de los productos procesados que venden hoy en día tienen grandes probabilidades de que contengan varios aditivos y productos químicos que realmente no son saludables para nuestra salud. La comida moderna y rápida que sale al mercado está cada vez siendo más procesada, llena de químicos y aditivos de mala calidad que son usados simplemente para conservarlos por más tiempo, alargar su vida útil y potenciar su sabor. Lo que muchos pasan por alto es que estos aditivos son cada vez más frecuentes y peligrosos para nuestra salud. La realidad es que… ESTÁN EN TODAS PARTES!

Muchas veces bastantes de los productos que se consiguen en supermercados vienen con ingredientes que apenas podemos pronunciar. Si los leemos y eso nos pasa debemos saber que algo realmente NO está bien con ese producto y no debemos comprarlo y consumirlo. Estudios demuestran que diversos aditivos y químicos de alimentos han mostrado efectos secundarios que van desde mareos, nauseas, dolores de cabeza hasta condiciones más serias como enfermedades: cáncer, Alzheimer y esclerosis múltiple.

Con este articulo quiero que te asegures siempre de leer siempre las etiquetas de lo que estas comprando para comer, no compres productos con más de 7 ingredientes y empieces a consumir más alimentos reales y completos con un solo nombre o ingrediente.

A continuación te escribo la lista de los aditivos que a mi parecer son los que más encuentro en los productos procesados y los que debes cuando vayas de compras pues como dije anteriormente son los más perjudiciales para nuestra salud y son los que más se consumen y están presentes en los productos ultra procesados hoy en día.

  • JARABE DE MAÍZ ALTO EN FRUCTOSA (JMAF)

Se trata de un endulzante líquido refinado altamente procesado a partir del maíz. Se usa para potenciar el sabor de los alimentos, mejorar texturas y prolongar la vida de estos. Es un endulzante particularmente peligroso porque a diferencia del azúcar, que  está compuesta de glucosa y fructosa en igual medida, puede contener hasta el 75% de fructosa y este es un factor máximo contribuyente a la obesidad, cáncer, afecciones cardiacas, entre muchas otras más enfermedades. El consumo de JMAF impulsa la producción y almacenamiento de grasas en tu hígado. Está presente en la mayoría de los productos procesados que venden. Lácteos, carnes, panes, helados, snacks, golosinas, pasteles, jugos, bebidas, barritas, kétchup, cereales etc. No tiene ningún beneficio para la salud, todo lo contrario es altamente dañino, pro inflamatorio y transgénico. Es mucho más económico que el azúcar de mesa por eso la industria alimentaria ha aprovechado esto para hacer un gran negocio con nuestra salud.

  • ENDULZANTES ARTIFICIALES

Nombres como Acesulfame- K, aspartamo, sacarina, sucralosa, ciclamato. Los edulcorantes artificiales son una combinación de sustancias químicas que existe para hacer nuestros alimentos más dulces sin las calorías del azúcar. En los medios de comunicación se ha expuesto una larga lista de efectos secundarios relacionados con los edulcorantes artificiales, tales como dolores de cabeza, náuseas, ansiedad, depresión, demencia, erupciones en la piel, y mucho más.

  • CARRAGENINA

Es una goma, extracto de un alga marina roja de la familia de las Rhodophycaeae (rodofíceas). Es un aditivo que se utiliza como espesante, gelificador, engrosador, texturizador y estabilizador que se me agrega a muchos alimentos procesados como por ejemplo: embutidos, panes, lácteos, carnes, mantecas, helados etc.

Puede provocar alergias, debilitar el sistema inmune y en grandes cantidades puede disminuir la absorción de minerales esenciales. No es digerible, no tiene ningún valor nutricional y favorece la aparición de tumores cancerígenos. Se asocia con la formación de ulceras y tumores en el intestino, cáncer de hígado y colitis ulcerosa. Es un aditivo que genera inflamación en nuestro cuerpo y puede producir síntomas gastrointestinales, como distención, gastritis, colitis etc.

  • COLORANTES ARTIFICIALES

Los colores azul, rojo, amarillo, y verde que comúnmente vemos en yogures, cereales, y jugos no suelen provenir de fuentes naturales. De hecho, el colorante de alimentos es generalmente un producto químico sintético producido por los científicos para colorear los alimentos y aumentar el atractivo visual del producto. Muchos colorantes son derivados del alquitrán de carbón y pueden contener hasta 10 partes por millón de plomo y arsénico. Los colorantes artificiales pueden causar reacciones alérgicas y aumentar la hiperactividad en los niños. Cuidado con estos: Azul # 1 y # 2 Blue (E133), Colorante rojo # 3 (también rojo # 40) (E124) Amarillo # 6 (E110) y amarillo tartrazina (E102)

  • AZÚCAR REFINADA

El alto consumo de azúcar y los correspondientes niveles elevados de insulina, pueden causar aumento de peso, distensión abdominal, fatiga, artritis, migraña, disminución de la función inmune, obesidad, caries, y enfermedades cardiovasculares. También puede alterar la absorción de nutrientes, que puede dar lugar a osteoporosis, depresión, síndrome pre-menstrual, y estrés.

  • GLUTAMATO MONOSÓDICO (MSG/E621)

El MSG es un común aditivo de comidas utilizado para mejorar y potenciar el sabor en los alimentos. Verduras enlatadas, comidas congeladas, comidas rápidas, sopas, papas fritas, golosinas etc. son sólo unos pocos productos que contienen glutamato mono sódico. MSG se conoce como un excito-toxina, una sustancia que sobreexcita células hasta el punto de daño o la muerte.

Los estudios demuestran una serie de efectos secundarios que van desde dolores de cabeza, picazón en la piel, y mareos hasta problemas respiratorios, digestivos, circulatorios, coronarios, depresión, desorientación, daño ocular, fatiga etc. El MSG surge efecto en las vías neurológicas del cerebro y desactiva el “estoy lleno” la función que explica los efectos del aumento de peso. A mi parecer uno de los más tóxicos del mercado.

  • HIDROXIANISOL BUTILADO (BHA) E HIDROXITOLUENO BUTILADO (BHT)

BHA y BHT son dos aditivos comúnmente utilizados en la industria alimentaria para evitar que los aceites se pongan rancios. Los estudios han demostrado que el BHA ha causado carcinógenos en el estómago en ensayos con ratones, hámsters, y ratas. Es considerado como un “posible carcinógeno humano.” El BHT es un poco menos dañino que el BHA, pero aún debería ser reemplazado por alternativas más seguras.

  • NITRATO Y NITRITO DE SODIO

El nitrato y el nitrito de sodio son conservantes que se agregan a los productos cárnicos procesados para mejorar su color rojo y su sabor. Estos compuestos se transforman en agentes causantes de cáncer en el estómago llamados nitrosaminas. Los efectos secundarios notables son dolores de cabeza, náuseas, vómitos, y mareos.

  • ACEITES VEGETALES PARCIALMENTE HIDROGENADOS

Los aceites parcialmente hidrogenados ocurren de la reacción de diferentes variedades de aceites con hidrógeno.

También conocido como “grasas trans”, los átomos de hidrógeno se agregan a los aceites vegetales regulares para aumentar su saturación. Como resultado de ello, son más fáciles de hornear y tienen una vida útil más larga. Las grasas trans se sabe que aumentan el riesgo de enfermedades del corazón y elevan los niveles de colesterol, son pro-inflamatorias y desencadenantes asociado a muchas enfermedades.

Si bien existen muchos aditivos más dentro del mercado de los productos procesados es importante partir por algo, por la información. Ya sabiendo esto te invito a que leas más las etiquetas de los productos que compras para ti y para tu familia, que te des el tiempo de leerlas y que no te dejes llevar por lo que dice la primera impresión o el etiquetado en letras más grandes. Somos nosotros los que debemos darnos cuenta y hacer el cambio de dejar de consumir productos que son dañinos para nuestra salud y que la industria los utiliza indiscriminadamente con fines simplemente económicos.

Te invito con esto también, a que empecemos a comer productos menos procesados, a cocinar más en casa, a ser capaces de cocinarnos la mayoría de las cosas que consumimos y con esto incrementar nuestro consumo de comida real, comida con nutrientes, de un solo ingrediente como base y así adaptarnos a este cambio real en nuestro estilo de vida, alimentación y salud.

Debemos saber que el aumento en la variedad de todos los productos procesados hace que la cantidad de aditivos peligrosos y dañinos para nuestra salud sea cada vez más alta. Mi recomendación personal para todos ustedes es que eviten el consumo de todos los productos procesados que compren que contengan estos nombres de aditivos y volverles a decir que lean bien las etiquetas y los ingredientes de lo que van a consumir.

Es posible una alimentación más sana  y más nutritiva para mejorar nuestra calidad de vida y salud, somos nosotros los que decidimos día a día, que nos va a alimentar y que es lo que nuestro cuerpo va a recibir. Información es poder.

Camila Chamy

Health Coach – Integrative Nutrition

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *